viernes, 16 de septiembre de 2011

Elecciones.

"¿Por qué, por qué lo hace? ¿Por qué? ¿Por qué se levanta, por qué sigue luchando? ¿De verdad cree que lucha por algo además de por su propia supervivencia? ¿Querría decirme qué es si es que acaso lo sabe? ¿Es por la libertad, por la verdad, tal vez por la paz, quizá por el amor? Ilusiones, señor Anderson, desvaríos de la percepción, concepciones temporales de un frágil intelecto humano, que trata con desesperación de justificar una existencia sin sentido ni objetivo. Todas son tan artificiales como Matrix. Sí, es cierto, aunque sólo una mente humana inventaría algo tan insulso como el amor. ¡Debería ser capaz de darse cuenta, ya debería saberlo! ¡Usted no puede vencer, es inútil seguir luchando! ¿Por qué, señor Anderson, por qué, por qué se resiste?
 -Porque lo he elegido."

sábado, 3 de septiembre de 2011

Síntomas de insomnio.

Mi ego es aficionado a coleccionar lágrimas y por ello me prohíbe derramarlas por mis mejillas, - vaya derroche, guárdalas que de aquí a un tiempo estas lágrimas habrán incrementado su valor, es una buena inversión querida.- me dice. Le obedezco para recompensarle por todos los años que le ignoré mientras mis ojos se quedan pobres de lubricante emocional. Hay veces que me deja exteriorizarlas porque no tienen gran valor, son esas semillitas de plástico que nada tiene que ver con la plata y no valen nada ni valdrán nada, esas sí, a esas las dejo vivir, las dejo nacer y las dejo morir y me emociona pensar que se evaporarán de mi camisa y junto a otras moléculas serán nubes, acabará aterrizando en un sitio muy lejano y ellas serán una de las causas, partícipe sin duda, de que alguna persona se sienta afligida por culpa del cambio climático y quizá llore sin sentido alguno sólo porque el “tiempo está tonto”, lágrimas sin valor se unirán pues a la mías o tal vez haga que el olor a lluvia le excite, como me excita a mí… Es mucho soñar esto ¿Verdad? No queda lugar en esta vida moderna, mis sueños quedan anticuados, los sueños en general. Pienso finalizar dentro de una hora… pero no sin antes avisar a mi ego de que como sigamos así moriremos ahogados. Malditas aficiones…

viernes, 26 de agosto de 2011

Monotonía irregular.

Alargar la distancia ligeramente entre las comisuras de los labios.

Tocarse el pelo.

Mirarse en el espejo.

Repasar una por una las imperfecciones y buscar alguna más.

Morderse las uñas.

Recordar.

Sentir nostalgia.

Abrazarse.

Descubrir tu piel más áspera que ayer.

Escapar de la realidad.

Crear una ilusión.

Frotarse los ojos.

Bostezar.

Pensar en él.

Penetrar en un pensamiento.

Desnudarse.

Sumergir tu cuerpo en el agua.

Avergonzarse.

Ocultar tu propia materia con ropa limpia.

Disfrutar del olor a suavizante.

Tomar un café.

Escribir.

Ridiculizarse.

Decepcionar.

Decepcionar…

Decepcionar…

Y no dejar de pensar en que decepcionas.

martes, 2 de agosto de 2011

Libertad.

La libertad hubiera sido herir tu pensamiento, trasponer el umbral de tu mirada, ser tú, ser tú de otra manera. Abrirte, como una flor, la infancia, y aspirar su esencia y devorarla. Hacer comunes humo y piedra. Revocar el mandato de ser. Entrar. Entrarnos uno en el otro. Trasponer los últimos límites. Reunirnos...

domingo, 24 de julio de 2011

Ironías de la vida.

Cuando era pequeña pensaba que sería alguien valiente capaz de salvar el mundo.
Ahora me pregunto si podré salvarme a mí misma de mí.


Reflexionemos antes de flexionar.

No sé si te ha pasado alguna vez que vas por la calle, o estás en el autobús, o en el supermercado y de repente ves a alguien con… no sé como explicarlo… ¿Magia? Sí, magia. Tal vez no es una persona guapa ni si quiere tiene algún rasgo destacable pero pasas los días con su imagen en la cabeza y te preguntas qué vida tendrá, cuándo habrá sufrido o reído, cuánto habrá besado y cuántos besos le habrán rechazado, cuánto de enamorada ha estado y cuánto habrá odiado… no sé. Yo me fijo mucho en esas cosas, ¿Y si yo he conseguido que alguien también, durante un tiempo, se las pase preguntándose por mi vida con mi imagen en la cabeza? Imaginando quién soy.
Por eso he decidido dedicar estas palabras a todas aquellas personas que nuestras vidas se han cruzado por un lapso corto y ya ni me recuerdan, a todas aquellas que han ocupado un lugar en mi mente o viceversa, sin haberme ofrecido nada ni yo haberles pedido, por sólo un cruce de miradas en el lugar más inesperado. Por todos vosotros me miro por las mañanas en el espejo y no me despego de él hasta que no estoy convencida de que puedo aportaros la imagen que yo deseo inspiraros, para algunos será negativa y para otros... lo contrario.

domingo, 26 de junio de 2011

Esta sala de espera sin esperanza

"Este adiós no maquilla un hasta luego
este nunca no esconde un ojalá
estas cenizas no juegan con fuego
este ciego no mira para atrás
este notario firma lo que escribo
esta letra no la protestaré
ahórrate el acuse de recibo,
estas vísperas son las de después
a este ruido tan huérfano de padre
no voy a permitir que taladre un corazón podrido de latir
este pez ya no muere por tu boca
este loco se va con otra loca
estos ojos ya no lloran más por ti"

viernes, 24 de junio de 2011

Wish you were here.

video

SO YOU THINK YOU CAN TELL
HEAVEN FROM HELL
BLUE SKIES FROM PAIN
CAN YOU TELL A GREEN FIELD
FROM A COLD STEEL RAIL?.
A SMILE FROM A VEIL?
DO YOU THINK YOU CAN TELL?
AND DID THEY GET TOU TO TRADE
YOUR HEROS FOR GHOSTS?
HOT ASHES FOR TREES?
HOT AIR FOR A COOL BREEZE?
COLD COMFORT FOR CHANGE?

AND DID YOU EXCHANGE
A WALK FOR A PART IN THE WAR
FOR A LEAD ROLE IN A CAGE?

HOW I WISH, HOW I WISH YOLU WERE HERE
WE´RE JUST TWO LOST SOULS
SWIMMINGIN A FISH BOW!
YEAR AFTER YEAR.
RUNNING OVER THE
SAME OLD GROUND.
WHAT HAVE WE FOUND?
THE SAME OLD FEARS.
WISH YOU WERE HERE.

jueves, 9 de junio de 2011

Matar para liberar.


Al final logré el propósito que me había fijado justo después de mi ruptura. Maté a una persona. Maté a la persona formal, estudiosa, ambiciosa, que estaba dentro de mí.
La maté porque sabía instintivamente que, al hacer eso, iba a liberar a otra, mucho más humana, más sensible aún, y con más curiosidad por la vida.

viernes, 3 de junio de 2011

Soy lo que no ven porque ven lo que no soy.

Soy lo que soy, no lo que debo ser.
Me gusta el olor de la tierra mojada, me gusta enterrar mis pies bajo la arena de la playa, me gusta situarme encima del bordillo de las carreteras de la ciudad y que los coches y autobuses pasen acelerados cerca mía, me gustan los espejos que no mienten ya que advierten el estado físico que le vas a proporcionar de ti al exterior, me gusta pasear por los cascos antiguos de cualquier ciudad, me gusta saber que soy una ignorante, me gusta intentar serlo cada vez menos, me gusta arriesgarme, me gusta sentir nuevos sentimientos o volver a experimentar otros viejos que creía perdidos para siempre, me gusta ser una ilusa y una confiada, me gusta que me timen y no que time, me gusta que insistan en conocerme, me gusta el olor a pan recién hecho, me gusta el bienestar que me proporciona mi hogar, me gusta el café que mi madre hace y su compañía (que tanto echo de menos entre muchas otras cosas), me gusta que me hagan pensar...me gusta pensar, me gusta conocer gente con diferentes perspectivas, me gusta que le guste, me gusta que me guste, me gusta recibir sin pedir, me gusta sentirme cómoda con alguien, me gusta poder desmaquillarme con un público que se lo merezca, me gusta cantar en la ducha, me gusta comer fresas con nata aunque sea fuera de temporada, me gusta bailar sin que nadie me vea (sólo mis fantasmas), me gusta tomar un capuccino bien acompañada, me gusta cuando no duermo sola en mi cama, me gusta que me presten atención, me gusta reconocer mi egocentrismo, me gusta leer (ME APASIONA LEER), me gusta escuchar música e imaginar lo que ésta me inspire, me gusta echar de menos a mi familia porque eso reafirma cuanto son para mí, me gusta estar rodeada de gente que quiero aunque no se lo diga, me gusta tomar té, , me gusta cuando doy sin esperar recibir, me gusta el olor del mar, me gustan los bosques y la sierra, me gusta calentarme con una candela, me gusta poner caras y me gusta que me las pongan, me gusta los envoltorios de los regalos, me gustan los dibujos, me gustan los cuentos infantiles, me gusta seguir conservando algo en mí de mi infancia, me gusta tumbarme en el césped, me gusta que me abracen con sinceridad, , me gusta inventarme un mundo de fantasía y sin sentido, me gusta que me acaricien y me gusta acariciar, me gusta transformar una conversación típica en una atípica, me gusta que me sorprendan positivamente, me gusta cuando hacen lo que yo espero que hagan, me gusta cuando me hablan con educación, me gusta que me hagan un hueco las personas en su día a día, me gusta sentirme protegida, me gusta encontrar grandes placeres en los pequeños detalles, me gusta el teatro, me gusta el cine con un/a buen/a acompañante (ya sean unas palomitas), me gusta el cielo nublado, me gusta el sonido de la lluvia topando con el suelo, me gusta autoconvencerme de que siento lo que no siento y de que lo que siento no lo siento.
Soy un tanto inestable, sensible, risueña, soñadora, vaga, irónica, ingeniosa a ratos aunque en su mayoría paleta, hipócrita, egocéntrica, dramática, infantil,...
"Soy lo que no ven porque ven lo que no soy”

jueves, 2 de junio de 2011

Mutabilidad

Pero una convicción más profunda, aunque tácita, lo inclinaba a pensar que nada vuelve a ser lo que era antes y que cuando los sentimientos se deterioran o se transforman no hay milagro que los pueda restaurar en su calidad inicial: como una bandera que se va ensuciando y gastando. Pero su esperanza luchaba, pues, la esperanza no deja de luchar aunque la lucha este condenada al fracaso, ya que, precisamente, la esperanza sólo surge en medio del infortunio y a causa de él.

Cuando llegues, amor.

Cuando llegues, Amor, tendrás que recibirme como soy, no como te imaginas...Empezaremos juntos a nacer; pero no será posible desentenderse de los pesados lazos del recuerdo.Yo sé que tus facciones inauguran el mundo:procuraré que no se interpongan entre tú y yo facciones anteriores, la fresca piel sobre la que dormí, las caricias a las que me acostumbré, los extremados cuerpos que asaltaron mi soledad un día, el deseo que jamás se agota...y se agotó. Amor, quizá no te fuiste. Jugaste al escondite y eres el mismo siempre, que aparece y desaparece como en broma...Si es así tarda en cambiar de cara. Quédate quito aquí. Mirémonos a los ojos despacio: NO MÁS DESASTRES, NO MÁS CRÍMENES...No cambies de sonrisa, ni de rasgados ojos, ni de manos. No mudes el color de tu pelo, ni la forma de entrecerrar los párpados cuando se acerca el beso. Deja caer tu cuello sobre la almohada con el mismo desmayo de ayer. Deja tus brazos en torno a mi cuello igual que una bufanda para los días de frío venideros...No te disfraces, no finjas alejarte; no te hagas el dormido.Porque no hay demasiado tiempo, y habrá que darse prisa... Pondremos los recuerdos encima de la mesa. Encima de la mesa los recuerdos comunes, como una manoseada baraja que va a jugar por fin su última partida. Una partida en que nos asesoren todos los recuerdos que hemos sido hasta ahora tú y yo.

martes, 31 de mayo de 2011

Trazos

Cuando le dejaba atrás y se sumía en la soledad que solía encontrarse su casa, allí se empezaba a remover su interior y se sentía mal, mal no por su comportamiento irrazonable y egoísta...es más, ese era el problema, se sentía mal por no avergonzarse de su ego, por no querer coger el teléfono y marcar los nueve dígitos que tan de memoria se sabía o al menos mandarle un mensaje a su móvil, por ser tan estúpida de no hacer nada, simplemente arroparse en un rincón de su casa, esperando a que de nuevo vuelva, a que sea él quien pida perdón y se sienta culpable. Se daba asco para qué mentir, pero no sentía culpabilidad por ser escoria.

sábado, 21 de mayo de 2011

Ya lo sabes.


Como quien viaja a bordo de un barco enloquecido,
que viene de la noche y va a ninguna parte,
así mis pies descienden la cuesta del olvido,
fatigados de tanto andar sin encontrarte.
Luego, de vuelta a casa,
enciendo un cigarrillo,
ordeno mis papeles,
resuelvo un crucigrama;
me enfado con las sombras que pueblan los pasillos
y me abrazo a la ausencia que dejas en mi cama.
Trepo por tu recuerdo como una enredadera
que no encuentra ventanas donde agarrarse,
soy esa absurda epidemia que sufren las aceras,
si quieres encontrarme, ya sabes dónde estoy.

Entrégame tu abismo, lo cubriré de sueño.


Sólo tienes que tomarme,
disolverme bajo la lengua,
tragarme,
sólo tienes que beber un poco de agua.
Sé qué hacer con la desgracia,
cómo sobrellevar una mala noticia,
disminuir la injusticia,
iluminar la ausencia de Dios,
escoger un sombrero de luto que quede bien con una cara.
A qué esperas,
confía en la piedad química.

Eres todavía un hombre (una mujer) joven,
deberías sentar la cabeza de algún modo.
¿Quién ha dicho que la vida hay que vivirla arriesgádamente?
Entrégame tu abismo,lo cubriré de sueño,
me estarás agradecido (agradecida)
por haber caído de pies.

Véndeme tu alma.
No habrá más comprador.

¿Qué te duele?


¿Qué te duele mujer?
¿Dónde me dejas?
¿ En qué palabra de tu cuerpo te detienes?
¿En qué palabra de tu cuerpo me escondiste?
¿En qué rastro soplaste, heriste, olvidaste
 nuestro disimulo, nuestros lenguajes de imágenes fortuitas?

¿Qué te duele mujer?
¿Dónde me dejas poner mi mano,
 plantar una pregunta,
 ocultar una herida?
¿Qué herida,qué palabra te preña,
  te supura,te sangra, te acontece?

¿Qué te duele mujer?
¿Por qué me dueles tanto?

Miguel Agudo.

¿Se ha ido el otoño o nosotros?

Se ha ido el verano como un aroma cálido que se disipa...
¿Se fue el verano? No; somos nosotros quienes nos alejamos, navegantes en nuestra engañosa ilusión de inmovilidad. El verano permanece en su sitio- inconmovible, sólido, rotundo- a la espera de su turno jubiloso y anual, mientras nosotros, frágiles, cambiamos de mano y de postura como danzarines que emprenden los pasos nuevos de una azarosa contradanza... Nos hemos ido del verano. Quizá por eso yo me siento hoy más sola. Como si nada me asegurase la llegada de Él, que no puede tardar. ¿Habrá acabo todo?No aún no, sin embargo, hay muchas cosas que nunca volverán. La canción de este otoño no tiene ya estribillo. No es que las cosas mueran, es que nosotros nos hemos ido de ellas igual que se va un río. Somos nosotros los que no volvemos.

¡¡Para!!

http://www.youtube.com/watch?v=YDDJlz3KooQ

El hombre desarrollado.

El hombre consiguió desatarse de las trabas que le impedían pensar y obrar libremente; el hombre, hoy, estaría dispuesto a ejercitar su voluntad. Pero no la tiene, y además ya no sabe. Se ha perdido a sí mismo. Y tras su máscara de euforia por vivir en una época tan avanzada, oculta un clamor de soledad y de impotencia. Tiene en sus manos una vida que, al no ser vivida, le conduce a la desesperación, y lo empuja a admitir cualquier ideología o cualquier líder o cualquier moda con tal de parecer diferente sin serlo; con tal de ser considerado como individuo sin que le obliguen a recorrer el proceso, largo y afilado y penoso, del pensamiento individual.

No cuentan cómo dices amor cuando me ladras


Los diccionarios, camino de palabras,
cuentan que la palabra amor y la palabra amigo
son palabras hermanas.
Me buscas siempre y yo nunca te encuentro,
y aunque mi voz te diera y la pusiera en tu alma,
mis palabras tú las harías otras,
y aunque yo viera el mundo a través de tus ojos,
otro mundo sería.
La sutil diferencia del nosotros nos separa
y nos lleva la una a la otra, amada amiga.
Qué puede importar que rías con el rabo,
que corras a mi lado, que me llenes de babas...
Los diccionarios no cuentan cómo dices amor cuando me ladras.

Elige la vida

Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disk y abrelatas eléctricos. Elige la salud: colesterol bajo y seguros dentales, elige pagar hipotecas a interés fijo, elige un piso piloto, elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige el bricolage y pregúntate quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el puto sofá a ver teleconcursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida.

Ni como la primera,ni como la última ni como la única.

Por mucho que lo digas, el amor de tu vida ha cambiado de objeto y de pretexto, de asiento o de postura, pero ha sido siempre el mismo: algo que va y viene, una cosa accesoria… No te engañes, tú a lo que aspiras es a que no te hundan súbitamente el mundo. El amor se desluce, se mustia. Como tú… Tú no has amado de verdad (…) No hagas mohines. Estás ileso. Ileso y moribundo. Tienes razón: Tan moribundo como antes. Nunca has amado comos si fuese la primera vez, como si fuese la última vez, como si fuese la vez única… Porque no eres capaz. Estás rodeado de ruinas; no obstante, reconócelo, entre esas ruinas no se encuentra tu cadáver. Tú estás moribundo pero vivo; no ileso, pero vivo.
.

Volver al redil

- No es tarea sencilla ser fiel a uno mismo. Primero, hay que avanzar mirando el propio corazón, que señala al norte lo mismo que una brújula. Y has de crecer de acuerdo con él, lo que implica oponerse con denuedo a las contracciones. Y hay que aprender de cuanto nos rodea o conseguimos, del amante al amigo, del colega al oponente, es una emanación de nosotros mismos de la que no podemos culpar a nadie. Y hay que encararse a los obstáculos que nos plantean desde fuera, para convencernos de la vuelta al redil de la superficialidad, que no es nuestro redil. - Estás pensando demasiado… No lo dudes: tienes que hacer un viaje. Tienes que distraerte. Tómate unos días para centrarte y olvidar. - Es decir, para volver al redil más cómodo: para volver a no ser yo; para mandar a paseo al yo mismo que he empezado a atisbar y con el que acaso empiezo a reencontrarme.

La muerte.

Y por primera vez reflexionó sobre la muerte. Está sentada y me espera. Sin impaciencia, creo. Y yo voy acercándome. No sé dónde la encontraré, a la vuelta de qué recodo percibiré sus ojos y reconoceré sus manos transparentes… No, no se muere de improviso, sino que se va uno muriendo con cada cosa, con cada persona que se nos va de nuestras vidas. Me he ido muriendo con tanta gente ya… No será muy difícil cortar los hilos. Pronto, no sé cuándo, no me sentaré más en este sillón,(…) no bajaré más esa escalera; no veré más esos acantos del jardín, ni oleré este aire de principios de abril que mueve los laureles como diciendo adiós…

Sordo y total.

No era un dolor agudo el que le desgarraba, ni acaso se sentía desgarrado. Se trataba de un dolor sordo y total. Se trataba de una permanente inquietud. Se trataba de buscar algo que se ha perdido, y que no es recuperable, y que no te deja de veras ocuparte de nada más que de seguir buscando. Antonio Gala.

Deseo

Muchas personas desearían que alguien las rescatase de sí mismas... Que las sacasen volando de su piel hasta la piel de otra persona...¿Yo? Yo sólo deseo ser la misma una semana entera pero entonces irónicamente sería una persona distinta.

Paquetes.

"Desde que nacemos intentamos averiguar quiénes somos pero cuando ocurre algo traumático, creamos modos de sobrevivir. A menudo nos rompemos en pedazos y abandonamos las partes más vulnerables de nosotros mismos, las metemos en ordenados paquetes y las tiramos. Luego nos pasamos la vida buscando los paquetes con la esperanza de conocer a alguien que nos ayude a encontrar los trocitos rotos y perdidos de nosotros mismos."

Posibilidades.

Prefiero el cine. Prefiero Dickens a Dostoievski. Prefiero que me guste la gente a amar a la humanidad. Prefiero no afirmar que la razón es la culpable de todo. Prefiero las excepciones. Prefiero salir antes. Prefiero hablar de otra cosa con los médicos. Prefiero lo ridículo de escribir poemas a lo ridículo de no escribirlos. Prefiero en el amor los aniversarios no exactos que se celebran todos los días. Prefiero a los moralistas que no me prometen nada. Prefiero la bondad astuta que la demasiado crédula. Prefiero los países conquistados a los conquistadores. Prefiero tener reservas. Prefiero el infierno del caos al infierno del orden. Prefiero los cuentos de Grimm a las primeras planas del periódico. Prefiero las hojas sin flores a la flor sin hojas. Prefiero los perros con la cola sin cortar. Prefiero los ojos claros porque los tengo oscuros. Prefiero los cajones. Prefiero muchas cosas que aquí no he mencionado a muchas otras tampoco mencionadas. Prefiero el cero solo al que hace cola en una cifra. Prefiero el tiempo insectil al estelar. Prefiero tocar madera. Prefiero no preguntar cuánto me queda y cuándo. Prefiero tomar en cuenta incluso la posibilidad de que el ser tiene su razón. Wislawa Szymborsca.

HEY YOU!!

¡Hey tú! Allí afuera en el frío, Quedándote solo, haciéndote viejo, ¿Puedes sentirme? ¡Hey tú! Parado en el pasillo Con la picazón en tu pie y una sonrisa que se descolora ¿Puedes sentirme? (...) ¡Hey tú! Allí afuera, Solo, sentado desnudo junto al teléfono. ¿Quieres tocarme? ¡Hey tú! Con tu oído contra el Muro, esperando a alguien a quien llamar, ¿Quieres tocarme? ¡Hey tú! ¿Me ayudarías a llevar la piedra? ... Abre tu corazón. Estoy volviendo a casa.

miércoles, 6 de abril de 2011

Irreal

Sé lo que ha sucedido, pero...todavía me parece irreal.
Es el modo que la naturaleza emplea para amortiguar el golpe hasta que el dolor se hace más soportable
.

jueves, 31 de marzo de 2011

Ojos, reflejo del alma.

Los ojos hinchados.

Apagados.

Marchitos.

Devastados.

Encogidos.

Asustados.

Apagados…

Apagada.

Marchita.

Devastada.

Encogida.

Asustada.


Maica Cruz.