miércoles, 22 de agosto de 2012

A fin de cuentas.

Dicen que lo importante en la vida no es el destino, sino el viaje, los retos a los que te enfrentas en el camino,los giros inesperados,pero se equivocan. Lo único que importa es el destino y sobre todo cuando el destino es un super hotel con vistas al mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario